Portugal otorgará la ciudadanía a los descendientes de los judíos sefardíes

El gobierno portugués ha aprobado esta semana los cambios en la ley de 2013 que permitirá a los descendientes de los judíos sefardíes obtener la ciudadanía portuguesa.

Se estima que esta ley se podrá empezar a aplicar a partir de marzo de 2015. En virtud de esta nueva legislación, Portugal concederá la nacionalidad a quienes puedan demostrar mediante pruebas objetivas (nombres, lenguaje, ascendencia, etc.) su descendencia de los judíos sefardíes expulsados de territorio portugués hace cinco siglos.

En el proceso no será relevante la religión que profese el solicitante y, como en cualquier otro supuesto de otorgamiento de nacionalidad, la normativa portuguesa exigirá que el solicitante no tenga antecedentes penales.

Respecto a la determinación inequívoca de la ascendencia sefardí, hay algunos factores a tener en cuenta que dificultarán mucho el proceso:

  • Los judíos llevaban viviendo en la península ibérica quince siglos (culturalmente no tenían apenas diferencias con sus vecinos cristianos).
  • Han pasado quinientos años desde la expulsión.
  • En el momento de la expulsión había en Portugal un gran número de judíos procedentes de España (de donde también habían sido expulsados) y que tenían apellidos españoles.
  • La mayoría de los judíos se bautizaron para no ser expulsados y se quedaron en Portugal.
  • Durante los siguientes siglos, muchos de estos judíos conversos emigraron paulatinamente a las colonias portuguesas (sobre todo a Brasil).
  • Tanto los judíos portugueses como los españoles utilizaban ya en el siglo XV los mismos apellidos que los cristianos (viejos o nuevos). Los pocos que aún no lo hacían y optaron por el bautismo, abandonaron definitivamente los apellidos hebraicos.
  • Los nombres de origen bíblico se han utilizado frecuentemente por cristianos tanto en Europa como en Iberoamérica durante los siglos XIX y XX.
  • Un gran número de los judíos expulsados de Portugal fueron a Brasil, adonde ya habían emigrado judíos portugueses antes de la expulsión.

Por lo tanto, en toda Iberoamérica, pero sobre todo en Brasil, cualquier persona que porte o tenga en su linaje apellidos portugueses o españoles podría ser descendiente de judíos sefardíes. Lo mismo ocurriría con aquellas personas que tengan antepasados con nombres de origen bíblico.

En definitiva, si tienes interés en obtener la nacionalidad portuguesa (y por extensión la ciudadanía de la Unión Europea), no te quedes con la duda y solicítala cuando esté abierto el plazo. Ante la dificultad que va a tener la administración portuguesa para determinar inequívocamente el origen sefardí de cualquier persona de origen portugués o español que lo solicite (casi imposible dadas las circunstancias y el tiempo transcurrido), podría ocurrir que finalmente se otorgue de forma masiva la ciudadanía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s