¡Gracias, gatos!

catAyer, leyendo el diario español El mundo, tropecé con un texto magnífico sobre los gatos. Se trata más bien de una carta a Harpo, el gato que echó por tierra todos los prejuicios del sociólogo Pablo Herreros respecto a los felinos.

Pablo, como tantos humanos en el mundo, creía que los gatos son seres de naturaleza solitaria y que los perros y los gatos están destinados a odiarse por toda la eternidad. Sin embargo, estos y muchos otros mitos afianzados en su cultura perruna se han ido cayendo paulatinamente una vez empezara a observar el comportamiento de Harpo.

Resulta que los gatos y los perros sí pueden ser amigos, así como los humanos y los gatos. Así como Pablo y los gatos. Resulta que los gatos son seres sociables, comunicativos y segregan oxitocina cuando están con los humanos. Resulta que aún queda mucho por aprender de esos maravillosos felinos “cuasi” domesticados.

No dejes de leer el texto de Pablo Herreros, La vida secreta de los gatos, que termina con un inevitable “¡Gracias, Harpo!”. Se entiende que, en realidad, las gracias van dirigidas a todos los gatos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s