Aberto prazo para solicitar nacionalidade espanhola a judeus sefarditas

pasaporte españolJá está em funcionamento o site no qual os descendentes dos judeus sefarditas expulsos da Espanha no século XV poderão solicitar a nacionalidade espanhola. Nesta web, vinculada ao Ministério de Justiça espanhol, estão disponíveis as informações sobre o procedimento a seguir e o formulário que deve ser preenchido pelo requerente.

A partir de agora, qualquer pessoa interessada em obter a cidadania espanhola por essa via poderá dar entrada ao processo através do site. Antes de iniciar o procedimento, que consiste em várias etapas, é aconselhável consultar a recente publicação realizada pelo Boletín Oficial del Estado (BOE) sobre os critérios de aplicação da lei para a concessão da nacionalidade espanhola aos sefarditas originários da Espanha.

Anuncios

Abierto el plazo de solicitud de la nacionalidad española para los judíos sefardíes

pasaporte españolYa está habilitada la web a través de la que podrán solicitar la nacionalidad española los descendientes de los judíos sefardíes que fueron expulsados de España en el siglo XV. En este sitio web, que depende del Ministerio de Justicia, están disponibles la información relativa al procedimiento a seguir y el formulario online de solicitud de nacionalidad española para sefardíes de origen español.

A partir de ahora, cualquier persona interesada en obtener la nacionalidad española por esta vía, podrá realizar telemáticamente su solicitud para iniciar un proceso que constará de varias fases. Antes de iniciar el procedimiento, es conveniente consultar la reciente publicación efectuada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) con los criterios de aplicación de la ley de concesión de la nacionalidad española a los sefardíes originarios de España.

Nacionalidade espanhola para judeus sefarditas

O Congresso dos Deputados da Espanha aprovou definitivamente, no dia 11 de junho de 2015, a lei para a concessão da nacionalidade espanhola às pessoas de origem sefardita judeu-espanhola. Esta medida visa restaurar os direitos dos descendentes dos judeus expulsos do território espanhol no século XV.

Segundo o ministro de justiça espanhol, Rafael Catalá, “esta norma diz muito sobre o que fomos, o que somos e que queremos continuar sendo: uma Espanha aberta, diversificada e tolerante”. Catalá afirma que este é o momento de recuperar um tempo histórico, restituindo os direitos daquelas pessoas que conservaram durante séculos a cultura e a língua dos seus antepassados sefarditas de origem espanhola.

O projeto aprovado indica que todos os interessados que entrarem com o processo de obtenção da nacionalidade espanhola devem pagar uma taxa de 100 euros. Porém, esta quantia não será devolvida no caso de que a petição seja negada. Depois de dar entrada ao processo, os descendentes dos judeus sefarditas deverão comparecer perante um tabelião espanhol quando for convocado na Espanha para apresentar os documentos originais. A última etapa do processo, incluindo o juramento ou promessa à constituição espanhola e fidelidade ao rei, poderá ser realizada em um cartório consular no país de origem do requerente.

A lei entrará em vigor no dia 1º de outubro e estará vigente durante três anos. Este é o prazo que os interessados terão para provar que são descendentes de judeus sefarditas. Os requisitos para a concessão da nacionalidade já foram publicados neste blog. De acordo com o chamado Proyecto de ley en materia de concesión de la nacionalidad española a los sefardíes originarios de España, os descendentes que obtiverem a cidadania espanhola poderão conservar sua nacionalidade por lugar de nascimento.

Nacionalidad española para judíos sefardíes

El Congreso de los Diputados de España aprobó definitivamente, el pasado jueves 11 de junio de 2015, la ley para el otorgamiento de la nacionalidad española a las personas de origen judío sefardí. Con esta medida, se pretende restituir los derechos a los descendientes de los judíos que fueron expulsados del territorio español en el siglo XV.

Según el ministro de justicia, Rafael Catalá, “esta norma dice mucho de lo que fuimos, de lo que somos y de los que queremos seguir siendo: una España abierta, diversa y tolerante”. Catalá señaló, asimismo, que se trata de recuperar un tiempo histórico, rehabilitando a aquellas personas que han conservado durante siglos tanto la cultura como la lengua de sus antepasados sefardíes de origen español.

En la normativa aprobada se contempla el pago de una tasa de 100 euros a los interesados que inicien el proceso de obtención de la nacionalidad española, cuantía que no les será devuelta en el caso de que se les deniegue la solicitud. Una vez iniciado el procedimiento, los descendientes de judíos sefardíes deberán personarse ante notario cuando este les cite en España para presentar los originales de toda la documentación aportada. La última etapa del proceso, que incluye juramento o promesa de la constitución española y fidelidad al rey, podrá llevarse a cabo en un Registro Civil consultar en el país de origen del peticionario.

La ley entrará en vigor el próximo 1 de octubre y tendrá una vigencia de tres años, plazo con el que los solicitantes contarán para acreditar su condición de descendientes de judíos sefardíes. Los requisitos para la concesión de la ciudadanía española ya han sido publicados en este blog. De acuerdo con el “Proyecto de ley en materia de concesión de la nacionalidad española a los sefardíes originarios de España”, los descendientes que obtengan la ciudadanía española podrán conservar su nacionalidad por lugar de nacimiento.

Aprovada lei de concessão da nacionalidade espanhola aos judeus sefarditas

O Congresso dos Deputados da Espanha aprovou por unanimidade, no dia 25 de março de 2015, o projeto de lei para a concessão da nacionalidade espanhola às pessoas de origem sefardita judeu-espanhola. Agora só falta que a Câmara Alta (Senado) o confirme ou modifique.

O texto estabelece alguns requisitos a serem considerados, de maneira geral, para avaliar as concessões de cidadania espanhola. Entre eles, cabe destacar os seguintes:

  • Certificados emitidos pelas comunidades judias competentes no país de origem do solicitante.
  • Comprovar o conhecimento do idioma ladino ou haketía.
  • Provar a celebração do casamento de acordo com as regras e tradições de Castela.
  • Demonstrar estudos de história e cultura espanholas.
  • Justificar a realização de obras benéficas em favor de pessoas ou instituições espanholas; realização de atividades culturais ou econômicas na Espanha; colaboração com associações culturais sefarditas.
  • Outras circunstâncias que demonstrem a sua condição de sefardita procedente da Espanha e o seu vínculo especial com este país.

Além disso, será necessário realizar uma prova de conhecimentos básicos da língua espanhola e outra da cultura e realidade social da Espanha. Ambas provas serão elaboradas pelo Instituto Cervantes.

O projeto de lei também prevê que não será cobrada nenhuma taxa no momento de solicitar a nacionalidade, embora fique aberta a possibilidade de que o Ministério de Justiça possa estabelecer taxas para alguma das fases posteriores durante o procedimento.

Os requerimentos serão entregues através de uma plataforma eletrônica disponível para este fim. Depois de que a petição for revisada por um tabelião destinado pelo Ministério de Justiça espanhol, se for comprovada a condição de sefardita, o interessado será chamado para uma entrevista na que também deverá apresentar os documentos originais considerados adequados. No processo da entrevista, em alguns casos, o requerente poderá ser representado por uma pessoa autorizada por ele.

Aprobada la ley de concesión de nacionalidad española a los judíos sefardíes

Ha sido aprobado por unanimidad, el 25 de marzo de 2015 en el Congreso de los Diputados de España, el proyecto de ley para el otorgamiento de la nacionalidad española a las personas de origen judío sefardí. Ahora solo falta que sea corroborado o modificado por la Cámara Alta (Senado).

En el texto se establecen los requisitos que se tendrán en cuenta, valorados globalmente, para estudiar las concesiones de ciudadanía española. Entre ellos cabe destacar los siguientes:

  • Certificados expedidos por las comunidades judías competentes en el país de origen del peticionario.
  • Comprobar el conocimiento del idioma ladino o haketía.
  • Acreditar matrimonio celebrado según el régimen y tradiciones de Castilla.
  • Demostrar la realización de estudios de historia y cultura españolas.
  • Justificar la realización habitual de beneficencia a favor de personas o instituciones españolas, la realización de actividades culturales o económicas en España o colaborar con asociaciones culturales sefardíes.
  • Otras circunstancias que demuestren su condición de sefardí originario de España y su especial vinculación con este país.

Además se requerirá la superación de una prueba de conocimiento básico de la lengua española y otra de la cultura y realidad social de España. Ambos exámenes serán elaborados por el Instituto Cervantes.

Asimismo, se establece que no se cobrará ninguna tasa al presentar la solicitud, aunque se deja abierta la posibilidad de que el Ministerio de Justicia pueda establecer tasas para alguna de las fases avanzadas del procedimiento.

Las solicitudes se presentarán a través de una plataforma electrónica habilitada para ello. Una vez revisada la solicitud por un notario encomendado por el Ministerio de Justicia, si éste determina que queda probada la condición de sefardí, entonces se citará al interesado a una entrevista en la que, además, deberá aportar los documentos originales que se estime oportuno. En el trámite de la entrevista, en algunos supuestos, el solicitante podrá ser representado por una persona autorizada por él.

¿A dónde fueron los judíos sefardíes expulsados de España y Portugal en el siglo XV?

La mayoría de los judíos sefardíes optaron por el bautismo y permanecieron en los lugares en los que residían. Los que decidieron no renunciar a su fe, al ser expulsados de los reinos de Castilla y de Aragón en 1492, emigraron a diversos territorios ribereños del Mar Mediterráneo y, en menor medida, a alguno de los pocos reinos del resto de Europa que aún no habían expulsado a sus judíos (hay que tener en cuenta que España –reinos de Castilla y Aragón– y Portugal fueron de los últimos reinos europeos en tomar la decisión de expulsar a los judíos que vivían en sus territorios. El resto de reinos europeos los habían expulsado en los siglos anteriores).

Los destinos más relevantes de los judíos sefardíes procedentes de España fueron:

  • El reino de Portugal.
  • El reino de Navarra.
  • Los Estados de la Península italiana (territorios que no pertenecían a Aragón ni a la Santa Sede).
  • El norte de África y Oriente Medio (territorios que, en su mayoría, después pasaron a manos del Imperio Otomano y hoy forman parte de Marruecos, Argelia ,Túnez, Libia, Egipto, Palestina, Líbano, Israel, Siria).
  • El Imperio Otomano (territorios que hoy pertenecen a diversos países: Turquía, Grecia, Macedonia, Bulgaria, Serbia, Montenegro, Bosnia Herzegovina, Kosovo, Albania, Ucrania, Rusia, Rumanía).

Con la expansión territorial del Imperio Otomano, los sefardíes también se instalaron en algunos de los nuevos territorios (Hungría, Moldavia).

Máxima expansión del Imperio Otomano

Máxima expansión del Imperio Otomano

Tras la expulsión, algunos de los judíos hispanos que no tuvieron suerte en sus destinos retornaron a España en los años posteriores y optaron por el bautismo.

Los judíos españoles que habían emigrado a Portugal, posteriormente fueron expulsados junto con los judíos portugueses. Los principales destinos de este colectivo fueron Flandes (Holanda y Bélgica), Inglaterra, el norte de África y las colonias portuguesas (sobre todo Brasil).

Los judíos que habían elegido como destino el reino de Navarra también fueron expulsados junto con los judíos locales y acabaron cruzando la frontera francesa y estableciéndose en la ciudad de Bayona.

Asimismo, es probable que durante el proceso de colonización del Nuevo Mundo, un buen número de judíos sefardíes se dirigieran a la América hispana como también lo hicieron los conversos que se habían quedado en la península.

Tras la primera Guerra Mundial, la desintegración del Imperio Otomano y la nueva realidad política, social y económica de algunos de los territorios que lo formaban avocaron a un número considerable de sefardíes a emigrar (sobre todo a Francia y Estados Unidos).

Durante la II Guerra Mundial un gran número de judíos sefardíes huyeron de la persecución a la que fueron sometidos en la Europa dominada por los países del Eje y se instalaron en Estados Unidos, Brasil, Argentina, Chile, México, Canadá y otros países de Latino América.

A partir de la finalización de la II Guerra Mundial muchos judíos sefardíes de todo el mundo emigraron a Israel.